Antes de pasar a hablar de probióticos aclaremos conceptos de los principales trastornos clínicos que cursan con diarrea o de estreñimiento, asociado o no a molestias o dolor.

  • La diarrea puede ser aguda, persistente o crónica (la diarrea según su duración)

    aguda (duración inferior a 14 días)

            persistente (dura más de dos semanas)

            crónica (dura más de cuatro semanas)

  • Podríamos hablar de estreñimiento cuando las deposiciones semanales son tres o menos. Las heces son duras, el esfuerzo al defecar aumenta, la sensación es de una evacuación incompleta o en casos más graves se puede producir obstrucción ano-rectal.

Cuando el estreñimiento se alarga más de 12 meses, hablamos entonces de un estreñimiento crónico.

Hay dos tipos trastornos que van ligados a los síntomas anteriormente citados; los trastornos funcionales y los orgánicos.

 

FUNCIONALES

ORGANICOS

SINDROME DEL INTESTINO IRRITBALE

ENFERMEDADES INFECCIOSAS

HINCHAZÓN FUNCIONAL

ENFERMEDADES INFLAMATORIAS

la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y la colitis indeterminada, enfermedad diverticular

ESTREÑIMIENTO FUNCIONAL

PATOLOGIA DE MALA ABSORCION

Intolerancia a la lactosa, enfermedad celíaca,…

DIARREA FUNCIONAL

OTROS

Cáncer de colon, síndrome adherencial, endometriosis

         Un adulto tiene una flora intestinal relativamente estable, pero se puede alterar con facilidad por el estilo de vida, situaciones de estrés, ciertos hábitos en la dieta, la edad, tratamiento con antibióticos, etc. Este desequilibrio, puede ocasionar trastornos intestinales, que a veces, pueden estar asociados al desarrollo de enfermedades agudas o crónicas. En estos casos, la restauración de la flora intestinal puede favorecer a la recuperación.

Podemos ayudar a nuestro organismo de dos formas, mediante Probióticos o Prebióticos.

         Los probióticos son microorganismos vivos, iguales a los que forman parte de nuestra flora, que ingeridos en cantidades adecuadas producen un efecto beneficioso. En cambio, los prebióticos son sustancias no digeribles que afectan de manera beneficiosa estimulando la actividad de las bacterias del colon y, por tanto, contribuyen a nuestra salud. Existe una tercera opción, que son los Simbióticos, combinaciones adecuadas de pre i probióticos.

anatomy-160524_1280         En general, los probióticos, son sustancias seguras y bien toleradas, ya que, muchas de las especies microbianas utilizadas son residentes normales del intestino. No presentan efectos secundarios asociados. No se recomienda el uso de probióticos en personas convalescientes de cirugía cardíaca, disfunción pancreática y/o diarrea sanguinolenta.
En el caso de personas inmunodeprimidas, las cepas (o tipo de probiótico) son específicas.

         Es recomendable el uso de probióticos en el caso de padecer: rechazo al gusto ácido y textura de las leches fermentadas, intolerancia y/o mal absorción a la lactosa, diarrea aguda infecciosa en adultos, prevención de diarrea asociada al uso de antibióticos, erradicación del Helycobacter Pylori, reservoritis, eczema atópico.

         En trastornos como el síndrome del intestino irritable, diarrea del viajero, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, vaginitis, estreñimiento y gases se están realizando estudios para demostrar su efectividad, pero lo que sí está claro, es que disminuyen los síntomas de las patologías.

         El farmacéutico le proporcionara consejo y recomendación sanitaria adecuada para garantizar un servicio de calidad y el uso racional del medicamento.

Aviso

Farmacia Tomás permanecerá cerrada del por vacaciones del 8 al 25 de agosto.

Si lo necesita, puede contactar en el Email: [email protected] y a la vuelta le responderemos.

Gracias,

¡Feliz verano!