Las alergias en primavera se convierten en nuestro principal enemigo prácticamente día sí y día también. Aunque lo más conveniente es acudir al médico para que nos recete lo que necesitamos, debes considerar algunas recomendaciones para sobrellevar tus alergias en los peores momentos.

Para muchas personas la llegada de la primavera viene acompañada del regreso de estornudos, enrojecimiento de ojos, rinitis, dificultad para respirar…Lamentablemente, hoy en día los niveles de contaminación influyen negativamente en el grado de alergia en primavera, pero hay algunos consejos que podemos seguir para minimizar los síntomas.

Seis consejos para hacer frente a las alergias en primavera

Los causantes de las alergias en primavera suelen ser principalmente los pólenes, seguidamente los ácaros del polvo, los hongos y los epitelios de los animales.

¿Cómo combatirlas?

  • Conoce los pólenes responsables de la alergia. Descubre si se trata del ciprés, la gramínea, el platanero o la plaritaria. Además, te alegrará saber que hay apps y plataformas móviles que miden los niveles de polen o calculan la ruta más conveniente para llegar a tu destino.
  • Consume miel durante todo el año. Al contener pequeñas cantidades de polen, el cuerpo se acostumbra a él, reduciendo la reacción alérgica en esta época del año.
  • Utiliza gafas de sol para proteger tus ojos del contacto directo con el aire.
  • Dúchate y cámbiate de ropa nada más llegar a casa para eliminar las partículas responsables de las alergias.
  • Mantén todas las ventanas cerradas, especialmente en las primeras horas de la mañana, que es cuando hay mayor concentración de polen. Si usas el aire acondicionado, utiliza los filtros adecuados para que no entre el polen mediante esta vía.
  • Evita salir a la calle los días de máxima polinización o de mucho viento. Si es así, apuesta por las mascarillas anti alergias para cubrir tu boca y no olvides tus gafas de sol.

Claves para aliviar los síntomas de tus alergias en primavera

No obstante, como es inevitable padecer algunos síntomas de la alergia a lo largo de la primavera. Toma nota de estas otras recomendaciones para aliviar los síntomas más molestos.

  • Para la irritación ocular: Aunque existen algunos antihistamínicos con buena tolerancia, un truco es aplicar suero fisiológico y después compresas frías.
  • Para la congestión nasal: Lávate la nariz con agua tibia y sal para limpiar las fosas nasales y combatir la rinitis. Para dormir, eleva un poco más la almohada. En los casos más intensos es conveniente aplicar antihistamínicos tópicos o por vía oral.
  • Para las flemas: Bebe de dos a tres litros de agua diarios para eliminar el moco retrofaríngeo.
  • Para las molestias auriculares: Lo mejor es acudir al médico para evitar infecciones de oído o pérdida auditiva.