Que nadie se asuste, el título no tiene nada que ver con Farmacología o Toxicología. Los medicamentos que están en nuestras farmacias no son tóxicos, aunque todos requieran un uso adecuado.

De lo que estoy hablando es de una nueva categoría de medicamentos desde el punto de vista de su adquisición que han recibido la denominación de “tóxicos” por los especialistas en el análisis de las condiciones de compra que ofrece la distribución o incluso algún fabricante. Son medicamentos que se venden a PVA con impuestos, sin ninguna bonificación o descuento por parte del distribuidor o del fabricante.

 

¿Qué son los “tóxicos” desde el punto de vista comercial?

Como acabamos de ver, son medicamentos en los que no existe ningún tipo de descuento, ni para la distribución, ni para la farmacia, por lo que su presencia en nuestros pedidos sujetos a una negociación de condiciones económicas, hacen que observemos cómo las condiciones no se cumplen.

Se suman al volumen de compra que hemos negociado con un determinado descuento o cargo cooperativo, pero si comprobamos el descuento o el cargo final, vemos que nuestro margen es menor del que habíamos negociado. Su mayor inconveniente es que van variando a lo largo del año y es difícil tener un listado de medicamentos “tóxicos”.

 

¿De qué medicamentos se trata?

Tratando de encontrar alguna regla, solo podemos decir que hay que identificarlos uno a uno: en unos casos es un genérico, en otros una marca, incluso muy acreditada. Las posibilidades que tenemos de intoxicarnos son muy altas si no hacemos una vigilancia constante de las condiciones económicas que nos ofrecen nuestros almacenes o los laboratorios a los que hacemos compras directas.

La fuente de información son los albaranes de compra, no las facturas, y los comunicados de nuestro distribuidor, o de los laboratorios, sobre las condiciones de compra que cambian constantemente.

Existen informes que aseguran que las condiciones de compra a los almacenes pueden cambiar hasta veinte veces al año, algo que se nos comunica puntualmente, en su web, y en comunicaciones escritas, a las que en muchos casos no concedemos la importancia que tienen.

 

Los medicamentos “tóxicos”, solo un ejemplo

Comprar bien se ha convertido en una tarea tan urgente como mejorar las ventas y sus resultados son más inmediatos.

Los medicamentos tóxicos son solo un ejemplo de las múltiples situaciones en las que perdemos margen, hasta el punto de que ya hay empresas especializadas en asesorar en la gestión de compras y que aseguran un ahorro entre 15.000 y 35.000 euros anuales para la farmacia, dependiendo de su volumen de compras. Así que, el incentivo para quienes todavía no vigilan la gestión de compras es muy alto.

Los medicamentos “tóxicos” son solo un ejemplo de la importancia de vigilar las condiciones económicas que afectan a todas las modalidades de compra, las devoluciones, los descuentos por volumen, los transfer y, por supuesto, a las compras habituales a nuestros distribuidores.

No estar permanentemente atentos sobre las condiciones económicas se paga caro en la rentabilidad de nuestras farmacias.

Aviso

Farmacia Tomás permanecerá cerrada del por vacaciones del 8 al 25 de agosto.

Si lo necesita, puede contactar en el Email: [email protected] y a la vuelta le responderemos.

Gracias,

¡Feliz verano!