El oído es el órgano responsable de la audición y el equilibrio, está dividido en tres partes:

oid

 

El oído externo es el que capta las ondas sonoras, que el oído medio convierte en energía mecánica y finalmente el oído interno las transforma en impulsos nerviosos que se llegan al cerebro.

¿ Qué síntomas indican que existe un trastorno otológico?
– Pérdida auditiva.
– Vértigos.
– Tinnitus o acúfenos (percepción de un sonido sin que exista una fuente externa que lo origine).

¿Cuáles son los trastornos más frecuentes?

Los tapones de cera o acumulación de cerumen en el canal auditivo externo produciendo la formación de tapones es uno de ellos. Normalmente se manifiesta mediante una sordera temporal brusca tras un baño. Aunque también pueden aparecer los acúfenos, dolor de oídos, etc.
La extracción de un tapón de cera debe ser realizada por un profesional. Consiste en reblandecer los tapones con agentes cerumenolíticos y la posterior irrigación del canal auditivo con agua templada, nunca usar bastoncillos.

Otro problema es la introducción de cuerpos extraños en el oído, por ejemplo insectos. Se debe acudir al médico ya que, una manipulación incorrecta puede lesionar el epitelio del canal auditivo. En el caso de la introducción de un insecto, primero se llenaría el conducto auditivo con aceite templado con el objetivo de que éste se ahogue, y a continuación se procede a ladear la cabeza para facilitar su expulsión.

El problema más habitual en verano es la otitis externa o otitis del nadador. Es una infección producida por la invasión del epitelio del canal auditivo por microorganismos, ya que, se encuentra debilitado por exceso de humedad, eccema, rascarse de forma intensa, etc. Los síntomas pueden ser picor, dolor, fiebre y además puede aparecer supuración e inflamación, y en casos más graves, pérdida de audición. El tratamiento consiste (según preferencia médica) en una limpieza del conducto auditivo con soluciones antisépticas y el empleo de activos medicamentosos a base de antibióticos y/o antiinflamatorios.

¿Cómo podríamos prevenirlos?bathing-cap-622595_640

Lo principal, es evitar la humedad de forma continua en los conductos auditivos. Pueden emplearse soluciones con efecto secante o alcohol de 70° (consultar con el médico o farmacéutico).
Si se practica la natación con frecuencia, es más recomendable el uso de gorros de baño de silicona que el uso de tapones óticos, ya que éstos actúan como irritantes y predisponen a la infección.
Si recientemente hemos padecido una otitis externa se desaconseja la práctica de deportes acuáticos durante al menos una semana.
Es de vital importancia mantener limpios y secos los conductos auditivos. Hemos de evitar en la medida de lo posible el uso de bastoncillos o en todo caso no profundizar con ellos retirando sólo el cerumen que se encuentra en la parte más externa del canal auditivo. Por supuesto evitar el uso de cualquier objeto punzante para secar y/o limpiar los oídos.

Aviso

Farmacia Tomás permanecerá cerrada del por vacaciones del 8 al 25 de agosto.

Si lo necesita, puede contactar en el Email: [email protected] y a la vuelta le responderemos.

Gracias,

¡Feliz verano!