Con la llegada del frío invierno hemos de proteger también nuestra piel, haciendo hincapié en las zonas más sensibles como son; cara, labios, manos, cuello y escote, ya que éstas tienden a secarse con más facilidad, tendiendo a enrojecerse y agrietarse.

ice-562684_640Es importante llevar a cabo una rutina para evitar en el menor grado posible estas situaciones, que una vez se producen, cuesta de erradicar, a veces acompañándonos el resto de la estación hibernal.

Hidratar la piel a diario una o las veces necesarias, según el tipo de piel que tengamos. En pieles con dermatitis atòpica o pieles muy secas habremos de hidratar dos o mas veces al día, según necesidad.

Hidratar los labios y protegerlos tanto del frío como de la radiación solar.
En el caso de las manos, evitar los lavados excesivos. Si nuestro trabajo nos lo impide, es importante usar jabones suaves, agua tibia, secárselas bien tras el lavado, y aplicar una crema para que no se deshidraten o bien usar cremas que tengan efecto barrera.
Usar guantes y prendas de abrigo para protegerlas, evitando así la aparición de sabañones u otras molestias similares.
Al igual que en la época estival, no olvidar el uso de gafas de sol y protección solar, sobre todo si frecuentamos zonas nevadas.
Para la higiene diaria usar productos suaves, dermatológicamente testados.

shower-653671_640Una ducha diaria es suficiente, evitando que el agua esté muy caliente o muy fría.

En cuanto a cómo hidratar y proteger nuestra piel, vendrá condicionado:

– Según el tipo de piel que tengamos: piel grasa con o sin acné, piel mixta, piel seca.
– Si padecemos dermatitis atópica, dermatitis seborreica, acné, rosácea, psoriasis,…

Si a causa de la radiación solar nuestra piel presenta manchas, el invierno es el mejor momento para realizar un tratamiento despigmentante. Es muy importante, sobre todo si efectuamos un tratamiento despigmentante el uso de protección solar, aunque no nos expongamos al sol.

Cómo siempre recordamos que una buena alimentación y la ingesta de 1.5-2 litros de agua al día, es la base para tener una piel sana.

Evitar el tabaco y el consumo de bebidas alcohólicas, que generan la producción de radicales libres.

smoking-951984_640