Durante el embarazo se producen una serie de cambios (físicos, endocrinos, metabólicos y hormonales) que hacen a la futura mamá más predispuesta a sufrir cambios cutáneos. Son cambios que se deben principalmente al aumento de estrógeno, que hacen que la piel de la mujer sea más sensible, reactiva y seca. Además, la piel tendrá que adaptarse a la distensión de los tejidos que tendrá lugar durante el embarazo. Por todo esto, es muy importante un cuidado adecuado de la piel para evitar daños que a posterior no se puedan solucionar.

¿Cuáles son los principales problemas que una embarazada se puede encontrar?

pregnant-1207238_640

El principal problema, que preocupa a todas las futuras mamás son las malditas estrías. ¿Qué son las estrías? Se producen por una rotura de las fibras de colágeno y elastina, las cuales son reemplazadas por fibras más delgadas recubiertas por una piel parecida a la de una cicatriz. Como en el embarazo hay un cambio brusco y rápido de volumen, a la piel no le da tiempo a producir suficiente colágeno y se rasga. Cuando aparecen son de color rojo, como si la piel estuviera rugosa y después se vuelven blancas y se aplana la piel. Estas estrías pueden llegar a producir dolor, picor, y suelen aparecer en caderas, muslos, glúteos, senos, abdomen y costados.

Además del cambio brusco de volumen hay otros factores que predisponen a su aparición como los hormonales, la predisposición genética, el peso antes del embarazo y tener bebés de alto peso.

Es muy importante el uso de cremas anti estrías des del inicio del embarazo hasta dos o tres meses después de dar a luz. Primero te bastar· con una vez al dÌa pero a medida que avance el embarazo tu piel necesitar· más hidratación, con lo que podemos usar la crema varias veces al dÌa. Es importante usar la crema en todas las zonas con peligro de estrías, desde senos hasta las rodillas.

En nuestro laboratorio especializado realizamos cremas para la prevención y tratamiento de las estrías. Estas cremas contienen productos para una especial hidratación de la zona, evitando su aparición y disminuyéndolas en el caso de su aparición.
Son cremas que contienen:

  • Extractos naturales de plantas como la hiedra, rica en silicio que ayuda a la regeneración de las fibras de colágeno y elastina.
  • Antioxidantes.
  • Aceites vegetales como el aceite de almendras, ricos en ácidos grasos esenciales para hidratar y aumentar la flexibilidad y elasticidad de la piel, aceite de rosa mosqueta, regenerador y cicatrizante.
  • Colágeno y elastina para proporcionar los nutrientes necesarios para la síntesis de las proteínas estructurales de la dermis.
  • Productos hidratantes que aumentan la flexibilidad de la piel.

Otro problema que puede aparecer durante el embarazo son las manchas o cloasmas. Son debidas a la acción de las hormonas sobre la pigmentación de la piel, las cuales producen un depósito excesivo de melanina en determinadas zonas. Suelen aparecer en frente, mejillas, nariz, encima del labio superior y en el abdomen (línea alba).
En muchas ocasiones, estas manchas desaparecen de forma gradual después del parto, pero pueden reaparecer de forma más temprana en gestaciones posteriores.
La exposición al sol empeora estas manchas, por eso, es muy importante el uso de protectores solares de alta protección durante el embarazo, y especialmente en los meses de mucho sol.

¿Qué consejos son importantes para un buen cuidado de la piel?

Y para terminar, nuestro consejo personal:

  • Hidratar la piel mínimo dos veces al dÌa (al final del embarazo puede que más) realizando masajes circulares sobretodo en las zonas más conflictivas. Recuerda seguir hidratando la piel de 2 a 3 meses después del parto.
  • Beber mucha agua, además de favorecer un buen funcionamiento de nuestro organismo, ayudaremos a hidratar la piel desde el interior.
  • Hacer ejercicio adecuado regularmente, ya que, un buen tono muscular evita micro roturas de la piel. Consulta con un especialista el tipo de ejercicios que puedes realizar.
  • Evitar la exposición directa al sol. Aún cuando no tomemos el sol hemos de utilizar una crema con un fotoprotector elevado.
  • Seguir una alimentación equilibrada en la que debemos incluir proteínas (carne y pescado), alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes y magnesio. En caso de ser vegetarianas, incluir en la dieta las proteínas adecuadas para sustituir la proteína animal.
  • No fumar ni consumir bebidas alcohólicas durante el embarazo y la lactancia. A parte de ser dañino para tu bebé, hace que tu piel se reseque con más facilidad favoreciendo la aparición de estrías.
  • No aplicar tratamientos a base de vitamina A, ya que no está recomendado durante el embarazo ni la lactancia.
  • Antes de utilizar cualquier medicamento, tanto típico como interno (champús, cremas, cápsulas, etc), consulta con tu médico o farmacéutico.

Y para terminar, nuestro consejo personal:

madretexto

Aviso

Farmacia Tomás permanecerá cerrada del por vacaciones del 8 al 25 de agosto.

Si lo necesita, puede contactar en el Email: [email protected] y a la vuelta le responderemos.

Gracias,

¡Feliz verano!